Preguntas frecuentes

¿Cuándo quedamos para hacer una sesión?

Sesiones a particulares (cumpleaños, niños, mascotas…)

¡Reserva tu sesión! Cuéntame por mail que tipo de sesión fotográfica quieres y dime tu disponibilidad. Quedaríamos en el lugar donde haremos las fotografías. Un parque, una terraza, un jardín…

Es bueno que los niños sepan que va a venir una fotógrafa. Así les será más fácil acostumbrarse a la cámara.

Sesiones a empresas (eventos, fábricas de producción local…)

Contacta conmigo para explicarme el evento;

¿A que hora se celebra el evento? Qué te interesaría resaltar en las fotografías (la gente, un producto en concreto…) En que medio lo quieres publicar (web, redes sociales, revista etc…).

Tendríamos que quedar un día para ver el espacio, la luz y la actividad que se realizará. Y otro día para venir a fotografiar.

¡Del resto me encargo yo durante la sesión!

¿Cuánto dura una sesión de fotografía?

Sesiones a particulares;

La primera media hora es para presentarme e ir mirando la luz y el espacio en el que también he de relajarme.
Una buena sesión suele empezar a dar buenos resultados a partir de la hora. Cuando todos están disfrutando ¡ahí empieza la sesión!

Sesiones a empresas;

Depende de la actividad pero normalmente suelo estar una mañana o una tarde; entre 2 y 4 horas. Hasta poder realizar los encuadres de todo el proceso de producción.

En el caso de eventos. Estaré el tiempo que dure el evento.

¿Qué tarifa tiene cada sesión?

Una vez el cliente me ha contactado y veo exactamente lo que quiere. Le envío un  presupuesto personalizado qué incluye todo el trabajo;

Las horas que me llevará la sesión, mis honorarios, el trabajo de postproducción…

Suelo entregar el presupuesto al día siguiente y se deberá abonar una vez haya finalizado el trabajo.

¿Por qué retocas las fotografías?

Cada fotografía es única y necesita su equilibrio de luz.

Trabajo con archivos RAW (negativo digital) y los revelo para ajustar los tonos, colores y dejar la imagen en su punto. Retoco con mi estilo personal según mi criterio fotográfico, la creatividad y la estética que me transmite cada imagen.

Mi equipo está calibrado (monitor y cámara). Así me aseguro que los tonos sean exactos a la realidad. Y la impresión (sobretodo en un laboratorio profesional) sea como yo la he trabajado.

Si tu monitor no está calibrado puede que los tonos de la imagen se vean alterados. Prueba desde otro ordenador y verás que cambia. Eso quiere decir que la imagen está bien pero el monitor lo proyecta según sus colores.

¿Cómo entregas las imágenes?

El método que mejor funciona para enviar las imágenes en alta calidad es, Wetransfer.

Te llegará un mail con un link de descarga. Tienes que descargarlo lo antes posible porque caduca en una semana.

Las imágenes las envío en dos formatos de alta calidad:

En formato TIF para poder imprimir a máxima calidad.

En formato JPG para utilizar en las redes sociales.