Viajar por el mundo me ha enseñado más que cualquier escuela. Salir de la zona de confort, conocer otra cultura y tener que adaptarte a costumbres tan diferentes a las tuyas, es lo que realmente me hizo aprender de la vida.

Viví más de 3 años en Burkina Faso y eso, no se olvida jamás. Una experiencia que llevo conmigo, en la mochila de vivencias inolvidables.

Viajar a África fue mi manera de crecer, de valorar la vida de otra manera y sobretodo pude conectar con otra realidad que me permitió sacar lo mejor de mí.

Sin duda, África ha sido el viaje de mi vida, pero conocer otros países me ha ayudado a ver las diferencias entre ellos…