¡Cada mes es un gran paso! El bebé cada día cambia, se mueve de otra manera, hace gestos nuevos. Sus ojitos se van abriendo para ver el mundo, tiene curiosidad por todo y cada descubrimiento es un avance nuevo para él.

Qué mejor que tener un recuerdo de estos momentos.

¡Anímate a una sesión casera!